Evangelio del Día - Felipe Farías

Evangelio del día

Texto Bíblico
#EnunTweet
Reflexión
Te propongo
Texto Bíblico

San Lucas (Lc 1, 46-56):

 

En aquel tiempo, María dijo:
«Proclama mi alma la grandeza del Señor,
“se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador;
porque ha mirado la humildad de su esclava”.
Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,
porque el Poderoso ha hecho obras grandes en mí:
“su nombre es santo,
y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación”.
Él hace proezas con su brazo:
dispersa a los soberbios de corazón,
“derriba del trono a los poderosos
y enaltece a los humildes,
a los hambrientos los colma de bienes
y a los ricos los despide vacíos.
Auxilia a Israel, su siervo,
acordándose de la misericordia”
—como lo había prometido a “nuestros padres”—
en favor de Abrahán y su descendencia por siempre».
María se quedó con Isabel unos tres meses y volvió a su casa.

 

Palabra del Señor

#EnunTweet

#EnunTweet: Miércoles 21 dic/21 (Lc 1, 39-45)

“Tuve que recurrir a María para no perder mi fe. Por eso oro el Rosario, porque ahora sé de qué se trata, a pesar de haber criticado tanto a la gente piadosa".

— Felipe Farías (@felipefariasmi) December 22, 2021

Reflexión

En mi Diócesis, tuvimos a un sacerdote que recuerdo con cariño. Era un hombre enamorado de la Virgen Santísima. Se llamaba el Padre Fernando Umaña. Él solía decir que la Virgen era una mujer campesina y lo decía con orgullo y tanta alegría, que de verdad llegaba al corazón. Y decía que el Rosario era la oración para los humildes, porque los soberbios no necesitan de nadie que les enseñe. En cambio, los humildes se dejan enseñar por la mamá, es decir, por María.

Para quienes hemos tenido un acercamiento a cualquier tipo de formación, hay una tentación latente y es la soberbia. Recuerdo que un profesor que tuve, nos contaba que él dejó de orar, luego de haberse acercado a la academia. Llegó a considerar el conocimiento, casi que como su dios. Y nos decía: “Tuve que recurrir a María para no perder mi fe. Por eso oro el Rosario, porque ahora sé de qué se trata, a pesar de haber criticado tanto a la gente piadosa. Es que a veces, la soberbia te atrapa y quedas obnubilado”.

Es interesante ver que en María, todo se dirige a Dios. Ella lleva a Dios. Ella conduce a su Hijo. Es que ella es la Mujer humilde y para nada vanidosa. Yo, por ejemplo, quedo cuestionado con este evangelio. Es que soy soberbio. Éso, es lo bello de escribir estas reflexiones a diario; a uno siempre le queda alguna palabra resonando en el interior. Más que un servicio, se ha convertido en mi oración personal. Al escribir una reflexión, yo soy el primer beneficiado. A veces, quedo profundamente cuestionado. Otras veces, me “jalan las orejas” y tengo que dejarlo por escrito. Otras tantas, me consuela y agradezco poder hacerlo. Pero también me asalta la duda de si continuar o mejor parar.

La soberbia es una tentación latente en todos los ambientes y oficios. Así que no es propio de quien ha estudiado o no. Conozco gente humilde y cercana siempre a todos —hasta donde uno puede conocer (nadie conoce el corazón del otro, he ahí el peligro de juzgar por las apariencias)—, con o sin estudio. Es que uno puede creerse superior, por ejemplo, hasta en la sencillez que dice tener. Entonces aplica esa frase que dice: “El que diga que es humilde, ya perdió la humildad”.

…….

🔥 ¿Qué puede aportarnos el texto para la vida?

✔ Conocernos a nosotros mismos es necesario para cultivar la virtud de la humildad. Es que humildad es andar en verdad. Y bueno, no lo digo yo (no me considero autoridad para hablar de humildad), es una frase de Santa Teresa de Ávila.

✔ Una de las cosas que más cuesta en familia o en comunidad, es admitir la corrección fraterna y abrirse al consejo del otro. He ahí un campo a labrar, pues, no siempre dudamos de nuestras razones. Es el otro el que se equivoca siempre. “Si me dijo algo, es porque me tiene envidia o porque me quiere molestar o porque me tiene celos”.

✔ Hay que identificar aquello que nos impide acercarnos a los otros, en especial, a quienes sufren, pasan necesidad, y son vistos como los desechos de la sociedad. A veces, detrás del asco, la repelencia, la discriminación, la exclusión, hay algo de soberbia y orgullo.

 

…………

Mira la siguiente pestaña (➟) para conocer, qué te

Te propongo

De animarte a acompañarme, escoge cuál quieres…

✅ Pedimos a María que nos ayude a cultivar la virtud de la humildad y así poder relacionarnos con todos por igual, sin escalones ni barreras de por medio.

✅ Reconozcamos nuestros propios límites y aceptémoslos con verdad.

✅ Cada quien tiene una ignorancia que puede ser educada y una formación que puede educar a otro. ¿Por qué no dejarnos enseñar por el otro? ¿Por qué no callar, incluso aunque ya lo sepamos?

Poemario

La poesía, también es una forma de encuentro con el Amor de los amores


Compañero de camino - Poesía

Compañero de batalla

Sólo, no he estado contigo,
aunque sí retirado de todos.


Quiera Dios - Poesía

Quiera Dios

Ojalá que tu alma
tenga paz y consuelo


Ir al poemario

Comentario Dominical

Aquí te comparto una abrebocas del evangelio dominical buscando generar preguntas transformadoras y herramientas para la vida cotidiana

Si Jesús nació en un establo en medio de animales, de sus heces y orines, seguro que puede nacer en tu corazón y en el mío, ¡Créelo!

El Esfero Podcast

El Esfero Podcast



Spotify






spreaker

Blog | Ecos

Anécdotas, reflexiones y artículos bíblicos, teológicos, pastorales y espirituales.


El seminarista en crisis

El seminarista en crisis

En un retiro fundamental en el Foyer de Charité de Cogua al que asistí hace un par de años, me quedó sonando el testimonio…


El Señor me ha dado poderes - Felipe Farias

El señor me ha dado poderes

En cierto evento para una marca, por cosas de la vida, terminé compartiendo con una persona cálida y amable. 


Ir al blog

Si quieres recibir mi contenido en tu correo…


Suscríbete

Mis Redes Sociales


Facebook


Instagram


Twitter


Youtube


Spotify